Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘la llave’

Foto: Roberto Suárez

Compañero Lindoro Incapaz, director de la Empresa:

Quisiera empezar esta carta de otro modo, pero mi mente, menos ágil que la suya, no me da para tanto. Además, usted nos ha insistido en que «lo establecido no se puede violar», salvo en los casos en que esté de por medio su lindora firma (y el respectivo cuño). Otras veces le escribí, pero ya sabe como está nuestro correo, por eso… repeetimos… (aunque sea de otro programa).

Espero que al recibo de estas cortas pero sinceras líneas se encuentre bien, gozando y bailando allá… donde usted va siempre con nuestro carro, su familia y su simpático perrito Riqui a disfrutar de las merecidas vacaciones. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Compañero Lindoro Incapaz, director de la Empresa:

Quisiera empezar esta carta de otro modo, pero mi mente, menos ágil que la suya, no me da para tanto. Además, usted nos ha insistido en que «lo establecido no se puede violar», salvo en los casos en que esté de por medio su lindora firma (y el respectivo cuño).

Espero, por eso, que al recibo de estas cortas pero sinceras líneas se encuentre bien, gozando y bailando allá… donde usted va siempre con su carro ¿estatal?, su familia y su simpático perrito Riqui a disfrutar de las merecidísimas vacaciones.

Nosotros bien, ahí, tirando. Le diré, ante todo, que en este tiempo en el que estuvo fuera no hubo muchas novedades por acá. Como es habitual, el chisme, el brete y el chu, chu, chu continuaron a nivel de pasillo, de oficina y hasta de baño. Menos mal que usted tiene el pellejo como el cocodrilo –también los dientes y los ojos- y por más que rajen no le harán daño a su tremenda reputación.

Muchas veces, Lindoro, me he preguntado por qué la gente no dice las cosas de frente. Cuando se atreve a plantear algo lo hace con un lenguaje tan abstracto que en ocasiones –se lo juro- he llegado a creer que está tirándole indirectas a un marciano. ¿Usted les sabrá algo? ¿Será que no es terrícola?

Por cierto, se dio con tremenda calidad el punto de corrupción e ilegalidades; fueron elevados 11 planteamientos, muchos ya usted los conoce de memoria: no utilizar más del 40 por ciento de la gasolina en asuntos ajenos a la empresa, velar por aprovechar la técnica, no desviar recursos y usarlos mejor en la atención al hombre (¿por qué nunca a la mujer?), elevar la vigilancia, ponerle candado electrónico a los teléfonos sobregirados… En todo eso: usted limpio, ya es tradición.

Sé que sucede igual en otras empresas, algo que tiende a inquietarme pues comienzo a sospechar que su personaje humorístico ha traspasado los límites de la televisión para extenderse a ciertos terrenos bastante serios –no a todos, lo aclaro por si acaso- de la vida real. ¿Cuántos Lindoros existen? No tengo idea, seguramente hay varios. Mas, si quiere, hacemos una encuesta rápida y de paso formulamos una estrategia para mejorar la imagen de nuestra entidad. ¡Ah, la imagen! La imagen –ya lo dijo Narciso Apariencia en su Tratado sobre la forma y el engaño– es lo más importante.

Algunos dicen que personas como usted son las que hacen el mayor daño. Sobre eso, estimado director, tendremos que filosofar un día con profundidad y no precisamente en la asamblea de servicios.  

Yendo a otros temas, le cuento que su secretaria ha jugado más en la computadora que de costumbre. Muela de Gallo, el chofer, vive metido en el parqueo: de 8:00 AM a 5:00 PM sin manejar, como usted orientó.  Mili, la de Economía, manchó una losa en el lío de la pintadera de uñas. Y Brodelio, el custodio… oiga, ese tipo, ese tipo no es confiable. Luego le comentaré. De Flor, Maraca, Tonita y los de Rosca Izquierda para qué hablarle.

Hemos echado de menos a sus precisas orientaciones y reuniones e incluso, hasta etcétera. Y una alerta: ese segundo suyo realmente le hace sombra, tendrá que serrucharle el piso y el buró como ha hecho en otras oportunidades con algunos que se figuraron inteligentes.

¡Qué bueno que llega pronto! Ya han avisado que dentro de dos meses tirarán una auditoría sorpresiva, así que a prepararse. Con usted aquí hay confianza, saldremos bien.

En cuanto al plan de producción: marcha satisfactoriamente, según lo previsto y muy superior a lo logrado en igual etapa del año anterior. Faltan materias primas para remendar los zapatos ortopédicos de hormigas, no han traído las piezas para arreglar los radios VEF y estamos a la espera de un contenedor, cuyo contenido desconocemos. Mientras, podemos, si usted lo autoriza, confeccionar con los plásticos excedentes cientos de cajitas en las que echan ciertos desodorantes para tiendas de productos industriales o hacer percheros curvados de los de Moneda Nacional. No interesa que no se vendan. Otras veces hemos tenido éxito.

No sigo aburriéndolo, Incapaz. Y ahora que escribo su apellido: no le pega, usted es capaz de demasiadas cosas. Incluso, hasta de darle botella una vez en la vida a una muchacha.

Sé que el retorno no será fácil. Vendrá de nuevo la rutina: llevar en el carro a los niños al seminternado cada mañana, mandar a Muela de Gallo a que le compre el pan de la Cadena y le pague la corriente y el teléfono, recoger a su amiguita Juana Monumento en la farmacia, firmar y amontonar papeles, dirigir el consejo ampliado, el consejo estrecho, la junta de capaces, el balance trimestral…

Qué más da. Lo estaremos esperando con el lema en los labios y con cariño inmenso en el corazón. Le doy testimonio de mi más sincera admiración. Gracias y ¡Felicidades!   

La Llave.

Read Full Post »