Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 enero 2011

No vengo a reprobar o desacreditar ahora a las nuevas tecnologías, mucho menos a la computadora, gran salvadora en esta era de apuros. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Sigo escribiendo sobre el más grande de Cuba. Y comenzaré por una una anécdota: hace varios años, cuando creía, ilusamente, que la vida no me deparaba más sorpresas… abracé por primera vez a José Martí. (más…)

Read Full Post »

Ahora que se aproxima el aniversario del más universal de los cubanos, reafirmo que ciertas preguntas aparentemente fáciles sobre él desconciertan: ¿Cuántas hermanas tuvo? ¿Cuándo murieron sus progenitores? ¿Qué fue de la vida de su hijo? (más…)

Read Full Post »

 Quizá el tema no sea tan viejo en Cuba como el legendario Matusalén, pero lleva tanto tiempo rodando que ha echado barbas y canas kilométricas en las aulas universitarias. Y si lo traigo a colación ahora es porque estamos en época de pruebas semestrales, la más propicia para reverdecer.

 En mi época de estudiante el asunto ya era un veterano trasnochado, que se había «ventilado» y discutido –algunas veces estérilmente- en reuniones de todo tipo. Estoy hablando del conformismo ciego con los tres puntos, esa nota que en ocasiones simboliza una tablilla salvadora del precipicio docente o una tijera enmohecida que corta con trabajo la soga del suspenso, del «colgado», como se dice en cierta jerga colegial.

(más…)

Read Full Post »

Desde mi infancia crecí queriendo derrotar a los Industriales, un equipo que para mi gusto me pareció siempre demasiado excéntrico, con algunos peloteros –que no todos- dados a las «payasadas» y con el privilegio insoportable de poseer un equipo escuela, al que cada año desangraban para conquistar títulos. (más…)

Read Full Post »

Me lo contó un amigo, cuyo progenitor tiene ya 80 años y se llama Federic de Souza, bayamés ilustre que jugó pelota como profesional.

Pues bien, el longevo, hombre de bondad infinita y quien no ha parado de trabajar pese a la edad, gusta de entablar diálogos anchos aun con los desconocidos.

Resulta que un camaján ajeno al barrio, valiéndose de esa benevolencia extrema, llegó un día hasta el él, en su casa en la calle Zenea, y durante varios minutos le habló de lo terrenal y lo divino; de carpintería y de pelota, sus dos temas favoritos. (más…)

Read Full Post »

 

De esta singular ciudad, Piro fue alumno, maestro y director

Hablemos en este principio de año de Piro, aquel que perdió el nombre de José Ángel Fonseca, aquel que  no vivía en Macondo aunque sí en un paraje escondido de nombre rimbombante: Champún de Santana de Nagua, en plena Sierra Maestra.

 

Un día, después de aquel grito, tuvo el placer de conocer el hielo en una circunstancia bien distinta a la del personaje novelesco. Estaba desnudo, bañándose en una transparencia de río, cuando distinguió en el barranco las manos de uno de los ocho hermanos convertidas en bocina. “Oyeeee, dice papá que vayas ahora mismito a la casa”. (más…)

Read Full Post »