Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘bayamo’

himno

Hoy quiero hablar sobre un fenómeno que veo desde hace rato cuando cruzo por ciertas calles de mi ciudad, Bayamo. He pasado a distancia y he visto a decenas de congregados murmurando públicamente. Entonces me he acercado con curiosidad y he acertado por la lectura de los labios y por la postura de quienes entonan que se está «cantando» el Himno de Bayamo; aquel que se glorificó entre balas y le creó alas a la patria cuando el flamante Ejército Libertador, con los padres fundadores de la nación al frente, el 20 de octubre de 1868, entraron victoriosos a la ciudad donde hoy vivo. (más…)

Read Full Post »

En dos establecimientos enclavados en mi ciudad, Bayamo, sendos carteles me llamaron la atención.

«Si presenta alguna inconformidad, no se marche, acuda a nosotros. Lineamiento 313», decía uno de los letreros, ubicado en una bodega del reparto El Valle. (más…)

Read Full Post »

Ver aquello me rompió el alma en varios pedazos. Era un niño de unos 11 años que, esperando la consulta junto a su padre, hacía las cosas más tremendas que uno pueda imaginar.

Gritaba, escupía, lloraba, se quitaba los zapatos… mordía. Su progenitor tuvo que llevárselo para una esquina ante la mirada curiosa de decenas de personas que aguardaban su turno para distintos galenos. (más…)

Read Full Post »

Monumento a Rosa La Bayamesa, en el reparto bayamés que lleva su nombre

Monumento a Rosa La Bayamesa, en el reparto bayamés que lleva su nombre

Cuentan que el mismísimo Máximo Gómez Báez llegó al hospital de San Diego del Chorrillo, en territorio del actual Camagüey, a conocer una mujer gallarda, quien lo mismo curaba con agilidad heridos que disparaba su fusil en la manigua.

Y narran que el Generalísimo, al verla, le dijo con admiración: “Yo he venido con mis ayudantes expresamente para conocerte; de nombre ya no hay quien no te conozca por tus nobles acciones y los servicios que le prestas a la patria”.

Pero ella, con la mayor humildad del mundo, replicó: “No general, yo hago bien poca cosa por la patria. ¿Cómo no voy a cuidar de mis hermanos que pelean?, ¡pobrecitos! Ahí vienen luego que da grima verlos, con cada herida y con cada llaga, ¡y con más hambre General!; yo cumplo con mi deber  y de aquí no me saca nadie porque yo aquí no tengo a ningún majá; ¡el que se cura se va a su batalla y andandito”. (más…)

Read Full Post »

Hay personajes nuestros que hicieron «temblar al mundo» y, sin embargo, duermen en el olvido o en la omisión punzante. Hay figuras del pasado que treparon a las estrellas y, pese a eso, apenas se pregona cómo consiguieron superar tales caminos.

Son deudas de nuestra historia, que abren vacíos tremendos en nuevos y viejos. Ahora mismo, en este verano volcánico, si alguien preguntara quién era José Joaquín Palma Lasso, encontrará incontables silencios, aun entre los habitantes de Bayamo, su ciudad natal. (más…)

Read Full Post »

Después de la histórica entrevista de los mangos de Valenzuela, el 12 de julio de 1895, Antonio Maceo Grajales conoció de un movimiento enemigo desde Veguita hasta Bayamo. Según el informe, los españoles se dirigían a esta ciudad “en número de 3000,  comandados por el mismísimo Capitán General Arsenio Martínez Campos y el renombrado jefe Fidel A. de Santocildes.

El Héroe de Baraguá aún cuando apenas contaba con 800 hombres armados (600 infantes y 200 de la caballería) y otros mil desarmados, decidió enfrentar la poderosa división hispana; para esta emboscó desde la madrugada del 13 de julio, a sus hombres en El Tanteo, a lo largo de la sabana de Barrancas, unos veinte kilómetros de Bayamo y muy cerca del río Mabay. (más…)

Read Full Post »


Iban a tener un hijo próximamente. De manera que, con toda lógica, querían conservar para la posteridad la  inefable y venturosa imagen de la gravidez.

Y como ya no existen aquellos estudios fotográficos de precios módicos en M.N.  –los que de vez en cuando producían risibles caricaturas manchadas en lugar de retratos-, se hicieron un haraquiri económico y acudieron al particular más cercano, en la Avenida Antonio Maceo, en la ciudad de Bayamo.

Él los trató diligente en su  soberbia morada, les dijo que el retrato “apenas” valía 25 pesos, los pasó al patio, cobró el dinero, sugirió una pose y… flash, “vengan pasado mañana a buscarla”. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »