Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cuba’

Tu risa es un portal donde acostarse,

es tu identidad evaporada

es el equilibrio de tu vida.

Tu voz es la paz de mis días y hasta mi propia voz,

es un vergel para sembrar verdes,

es la saeta para herir a tigres.

Tu piel es la constante de tus pasos,

es una espuela a mi verso,

es la luna que siempre he querido me emborrache.

Tus ojos son dos lagos que invitan a bañarse sin ropas,

son dos tiempos de hacerme un garabato

son dos candeleros que me alumbran estos deseos locos cuerdos.

Anuncios

Read Full Post »

Después de algún tiempo de reposo forzado volví hace tres días al “espacio”. Ahora lo hago con este título-aseveración, que a algunos sorprenderá. Sin embargo, es la referencia nostálgica a otros tiempos, aquellos en los que no solo había esos dulces «rústicos» pero gustados. (más…)

Read Full Post »

Érase un hombre docto, versado en mil temas terrenales, que gastaba los días hablando de sus pergaminos y sus glorias.

Conducía cada conversación por los caminos ampulosos de su ego: «Yo soy Máster en Astronomía, Doctor en riego y drenaje, experto en lombricultura, ingeniero en  geodesia y cartografía, especialista en producción del plátano extradenso…»

Cierta vez el sujeto fue invitado a una playa azulísima para que disertara sobre las propiedades del agua marina, tema en el que era «uno de tres mejores en América Latina». Y aconteció que en medio de su explicación, encima de un pequeño yate, el ilustrado cayó en el corazón de una ola, que empezó a ahogarlo. Entonces el más humilde de los presentes lo sacó por el pelo; pero después de salvarlo le espetó: «Usted podrá ser muy astrónomo y científico; sin embargo, no sabe nadar. Aprenda, los títulos no son todo en esta vida». (más…)

Read Full Post »

Hace varios días llegé  hasta un quiosco  cercano a la terminal de trenes de Bayamo, en el que dos «cuentapropistas» exhibían y anunciaban «pizza caliente a cinco». Pedí  una y, como ciertamente estaba que echaba humo, también solicité otro pedacito de papel para sostenerla mejor.

Pero el vendedor principal se excusó con un decreto propio: «Es un solo papelito por pizza, ‘mijo’, no hay papel ni cartón». (más…)

Read Full Post »

Nunca supe su nombre, pero recuerdo ahora mismo a «Jabao», un técnico en Agronomía, que era brioso y fornido como pocos mortales.  Tenía apenas 33 años cuando un infarto mortal se lo llevó de esta vida. La causa parece increíble ahora, al contarlo, al paso del tiempo: un juego de pelota. (más…)

Read Full Post »

Llegué a creer que no existías; que eras un pretexto para justificar el fuego de algunas locuras, que eras un truco de esta vida maga-inconstante.

Pensé, incluso, que eras un invento de ingenuos que amontonaban versos, de incautos recolectores de rosas o de frenéticos cultivadores de arcoiris. Entendí que tenías cuerpo de fantasma, de sombra, de artificio.

No me ruborizo al decirlo: para mí andabas sin espuelas, sin flechas y sin hechizos. ¡Ibas tan débil en mi cosmos! Podías apagarte con cualquier palabra necia, con la discusión por ciertos desacuerdos; con la herida fecundada en la distancia… con el gravamen del tiempo.

Te vi fallecer tantas veces en otros que te defendían a ultranza que te supuse quebradizo y leve. Me contaron tanto tu muerte en miles de voceros de la «ternura eterna» que me convencí de tu impotencia. (más…)

Read Full Post »

En la infancia solía escuchar la frase a la hora del sueño («Ven a dormirte en el balance»), o cuando mis padres procuraban alertarme sobre un posible accidente entre juegos bellacos («Cuidado, no te vayas a coger el pie con el balance»).

Pero con el tiempo he descubierto que un balance no es solo un artefacto para mecerse, capaz de pillarnos un dedo en el descuido. Un balance puede ser también, en nuestro entorno, una reunión aburrida y perfumada en la cual se ejercita hasta la saciedad la jerga tecnócrata, almidonada, enmohecida… y que, como el sillón oscilante, consigue muchas veces conducirnos al bostezo. (más…)

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »