Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2/11/10

Llegas a mi noche con una lamparilla

robada de un jardín cercano,

es el pretexto para entrar a mis paredes

desdibujadas de tanto desearte

y entonces tiemblo como si fuera un niño errático

 ante la novedad de otra luna.

Llegas a mi tarde entre abrojos

que cruzas delante de la gente

esa que no sabe de fugas, menos de amores

te miro hasta morirme en tus montañas

hechas en otro tiempo para que yo las recorriera

las quemara con un antorcha desconocida, inédita.

Llegas a mi mañana con la prisa

de una golondrina, mal amada en nido de gavilanes

herida por haber sido trofeo inocente

te curo cada ala con un beso

con una letra de mi espíritu 

con un amor roto,  preso, irremediablemente infinito.

Anuncios

Read Full Post »